En una tribuna que publica hoy El País: “El Senado como ágora”

Manuel Cruz apuesta por impulsar al Senado como “brújula y reflexión” y convertir la Cámara Alta en “la conciencia estratégica de nuestro sistema político”

El presidente del Senado, Manuel Cruz, propone que la Cámara Alta se convierta en una “auténtica y genuina cámara de reflexión”, “una brújula”, porque el Senado “tiene el deber de pensar a largo plazo y ser la conciencia estratégica de nuestro sistema político”. Cruz desgrana hoy, en una tribuna que publica el diario El País, su visión sobre el papel estratégico del Senado en momentos “de perplejidad política ante acontecimientos que cuestionan una forma asentada de entender el mundo” y cuando esta crisis, además, provoca que “la idea de progreso y nuestra relación con el futuro están en entredicho”.

Desde el Senado, dice Cruz, “debemos hacernos cargo de los retos estratégicos que afrontamos como país y como sociedad a medio y largo plazo”. Se trataría, argumenta, de elaborar diagnósticos compartidos para diseñar, después, las políticas públicas. Este sería, por tanto, el papel de brújula de la Cámara Alta: el debate de “temas medulares que constituyen el entramado básico de las preocupaciones colectivas que conforman nuestro presente”.

El presidente Cruz, que recuerda que el debate sobre el papel del Senado lleva abierto desde hace décadas, cree que en esta legislatura ha llegado el momento de cambiar: “Es hora de cambiar el orden de la ecuación: si el Senado pudo ser parte del problema, debe ser ahora, con más determinación, uno de los ejes de recuperación de nuestra autoestima como ciudadanos políticos de una democracia plena”.

A lo largo de esta tribuna, titulada “el Senado como ágora”, Manuel Cruz defiende que la Cámara Alta “está en disposición de jugar mejor que ninguna otra institución” el papel de “reflexión de fondo”. En este sentido, además, aspira a que el Senado, a partir de ahora, “hable con voz más autorizada” sobre cuestiones como el modelo, organización y estabilidad territorial del país.

Es “ahora”, dice Cruz, cuando el Senado tiene “la oportunidad de convertirse en una auténtica ágora influyente, eficaz y cercana”. “Vivimos un auténtico cambio de época, en un crucial momento de transformaciones globales y todo ciudadano debe sentir y saber que el Senado está a su altura y a su servicio”.

Compartir:

Alitha Martinez: “Para estar en el mundo de los cómics necesitas ser capaz de dibujar cada día”
El PSOE presentó en julio más de 200 iniciativas en la Asamblea Regional
Menú