España, de menos a más en este Mundial

Acaba de suceder algo que hasta hace unas horas parecía imposible, nuestra selección ha conseguido ganar a una de las grandes favoritas de este Mundial de China, la todopoderosa Serbia, y, ¿por qué estamos tan sorprendidos?

España está en una etapa de “cambio generacional” a nivel de plantilla, aún quedan veteranos como Marc Gasol o Rudy Fernández ,jugadores con bastante experiencia en la selección, como es el caso de Ricky Rubio o Víctor Claver (uno de los pilares en la victoria de hoy) y jugadores relativamente nuevos en el ámbito internacional como Pau Ribas o Juancho Hernangómez, atrás ha quedado aquella generación dorada con jugadores como Pau Gasol, que actualmente está lesionado aunque se le va a esperar para los Juegos Olímpicos de Tokio en 2020 y otros como Jose Manuel Calderón o Juan Carlos Navarro (este último ya retirado del baloncesto profesional).

Llegamos al Mundial con una selección relativamente “nueva”, con posible falta de experiencia en algunos jugadores, pero ahí es donde el orgullo sale a sacar las castañas del fuego.

Como dato, España ha perdido todos los primeros cuartos de los partidos que ha disputado durante este Mundial a excepción del penúltimo partido disputado contra Italia, que acabó con empate a 18 en el primer cuarto. Es un dato cuanto menos escalofriante, ya que tras casi dar el susto contra selecciones como Irán o Puerto Rico, que a nivel de calidad son bastante inferiores a la nuestra, el encontrarnos con una selección de la talla de Serbia o Italia pensábamos que no íbamos a correr la misma suerte, pero como antes he mencionado, el orgullo contra la débil defensa italiana nos dio la victoria por 67-60 en un partido que estuvo reñido en todo momento, con rachas anotadoras de Juancho en el tercer cuarto con 7 puntos seguidos que nos daban un poco de oxígeno contra los efectivos italianos como fueron Gallinari y Datome, anotadores contrastados. También hay que mencionar el liderato de Ricky Rubio, que desde los amistosos había dado un paso adelante ofensivamente, algo que todos esperábamos desde hace mucho tiempo y que de seguir así, este año en Phoenix se lo va a pasar muy bien con sus nuevos compañeros Devin Booker DeAndre Ayton, entre otros.

Hoy hemos tenido la segunda prueba de fuego, a pesar de tener la clasificación prácticamente asegurada, dar una buena imagen hoy era fundamental para seguir hacia adelante con el proyecto este verano, la defensa hombre a hombre en el poste bajo era algo que se le achacaba a jugadores como Willy Hernangómez, y el acierto en el tiro algo que se le atragantaba por momentos a todo el equipo, pero hoy contra uno de los “cocos” del Mundial, nos han dado a los españoles y a los fans del deporte y del baloncesto una razón más para soñar.

Hemos hablado un poco acerca de los jugadores, pero toca hablar de la cabeza pensante del grupo, Sergio Scariolo, que ha salido con un planteamiento defensivo espectacular, Sasha Djordjevic ha salido con un quinteto nuevo, dejando en el banquillo a jugadores NBA de la talla de Nikola Jokic, una de las grandes figuras de la liga estadounidense, o a Nemanja Bjelica, que en FIBA ha tenido momentos de anotación impresionantes, pero hoy no ha sido su día, ya que Víctor Claver lo ha secado por completo dejándolo en 3 punto y 3 rebotes. España ha plantado una defensa de libro, dejando a una Serbia que estaba promediando más de 100 puntos en tan solo 69 puntos. España ha llegado a usar hasta 4 tipos de defensa distintos, incluyendo desde la defensa hombre a hombre, una zona 2-1-2, una zona 3-2 e incluso llegando a utilizar una caja y 1.

La defensa gana partidos, y hoy es la clara prueba de ello. Tras una lucha entre Marc Jokic, que, objetivamente hablando, era falta de Marc pero los árbitros no lo han visto asi, el serbio ha acabado desquiciado, que tras 16:47 minutos sobre la pista ha sido expulsado tras una técnica y una falta descalificante, tras dirigirle palabras subidas de tono a los árbitros, acabando tan solo con 6 puntos, 5 rebotes y 1 asistencia, con lo que, entre Jokic y Bjelica, dos de los pilares ofensivos de este equipo, han sumado en total 9 puntos, 8 rebotes y 6 asistencias, que, de no haber sido por los 26 puntos, 10 rebotes y 6 asistencias del escolta/alero de los Sacramento Kings, Bogdan Bogdanovic, un jugador prácticamente imparable en el baloncesto FIBA, España se habría llevado el partido por mucho más de los 11 puntos que se lo ha acabado llevando, acabando con un 81-69.

Ahora España está clasificada matemáticamente como primera de grupo, por lo cual va a evitar a dos de los “cocos” del torneo, Estados Unidos y Serbia, que se acabarán viendo las caras probablemente en semifinales, mientras que nuestra selección se verá las caras contra Polonia este próximo martes a las 15:00, partido que podrá ser visto o bien por plataformas digitales como DAZN o MiTele, y por televisión abierta en el canal Cuatro.

Hoy hemos visto a la mejor España durante el torneo, especialmente en el segundo cuarto, donde parecíamos imparables, así que,  ¿por qué no pensar que pueden mantener el nivel durante los partidos que restan? Ojalá España acabe cuajando un gran Mundial, que hasta el momento somos de las pocas selecciones que quedan invictas junto a Francia, Australia* (que mañana se verán las caras para determinar quien es la primera del grupo) Estados Unidos y Argentina

Compartir:

Disfrutar del periodismo
Cehegín con nubes y lluvia esta mañana, desde mi terraza.
Ecos de Cehegín: Unas fiestas pasadas por agua.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Menú