Clara Gil: “La esencia humana es la que ama, la que llora, la que sufre la pérdida de un ser querido, la que se frustra y eso pasa en todas las épocas de la humanidad”

Clara Gil es enfermera, tiene un postgrado en Espiritualidad y Humanismo en la Universidad de Barcelona, ha sido empresaria y jugadora de baloncesto. También ha estudiado y se ha enamorado de la música, actividad a la que, como compositora y empresaria, quiere dedicarse ahora. Nacida en Madrid, dice que su corazón reside en el pueblo de Cehegín. Este Viernes 28 de Junio presenta su concierto ‘Soñar, tocar, volar’ en la Casa de la Cultura (Centro Cultural Adolfo Suárez) de este pueblo. El concierto empieza a las 21:00 horas de la noche y las entradas se venden en el mismo espacio por 10€. En esta entrevista Clara nos habla de dos proyectos de iniciativa privada: La Orquesta Filarmónica de Cehegín y este concierto que está inmerso en ella, ‘Soñar, tocar,volar’, entre otras cosas.

Pregunta: ¿Cómo ha surgido ‘Soñar, tocar, volar’?

Respuesta: Este evento ha surgido tras un necesidad personal mía, que es hacer un proyecto 100% Clara Gil Abascal. Yo siempre he compuesto y he hecho arreglos para otros artistas y para marchas de semana santa, o la banda sonora de ‘Ambel’ e incluso música para escritores, pero tenía ganas de desarrollar un proyecto donde todo lo que conforma ese proyecto fuera solo mío, que no tuviera una finalidad por encima de mi propia marca personal como compositora y como directora.

Por otra parte, yo llevo en paralelo a este proyecto el nacimiento de la Orquesta Filarmónica de Cehegín y este proyecto yo lo concibo como la sección profesional de esta orquesta. Yo quiero que los jóvenes que estén estudiando en el conservatorio como en las escuelas de música, entiendan que se puede tocar en conciertos y terminar cobrando y profesionalizarse, no solamente como profesores sino también como concertistas.

P: ¿Cuál es la idea central de este concierto?

R. La idea central de este concierto es la de mezclar el arte y la solidaridad, en el sentido de que este sea un movimiento de transformación social por parte del público. Va a ser un concierto con escenografía, un espectáculo de música teatralizado por el decorado, las luces, las imágenes y porque Antonio José Ruiz Alguacil, que es un actor de Cehegín muy bueno, va a poner su parte.

P: ¿En qué te inspiras y qué temas quieres tocar con tus composiciones?

R: Me gusta que me hagas esa pregunta porque creo que es fundamental que la cosas se hagan con un sentido. Soy una persona que busca poner todo el corazón en lo que hace, quiero darle un sentido y un alma a mis creaciones. En la obra van a haber 6 partes musicales, de música instrumental. En esas 6 partes, se pasa de la música medieval a la mora, a una con un deje de tango, etc… Lo que quiero es hacer una progresión por diferentes épocas hasta la época contemporánea. Además, cada parte cuenta la historia de un personaje determinado y en la última, soy yo el personaje. Está claro que todas las historias cuentan algo de mí, porque las he creado yo, pero la última concretamente es más autobiográfica.

El mensaje que quiero transmitir es que a pesar del paso del tiempo, en todas las épocas, todas las personas han sufrido las mismas cosas: la pérdida de un ser querido, sufrir por una tristeza, enamorarse, desenamorarse… Es decir, yo quiero reflejar que la humanidad y la persona es siempre la que es. La esencia humana es la que ama, la que llora, la que sufre la pérdida de un ser querido, la que se frustra y eso pasa en todas las épocas de la humanidad.

El otro sentido de la obra es solidario,yo implico al público con esta obra, porque cada persona del público va a recibir una cosa que yo le voy a dar. Esa cosa es una especie de carnet, un compromiso para que en los días siguientes a la finalización de cada concierto, cada persona lleve a cabo una labor social y que así se vaya haciendo una marea de gente que ayuda a gente, como una cadena de favores.

P: ¿Cómo te sientes al presentar tu obra en Cehegín?

R: Muy bien, porque aunque me he criado en Madrid, me siento ceheginera de corazón. Llevo 20 años viviendo en el pueblo y en mis vacaciones cuando vivía en Madrid, siempre me venía aquí. Entonces me hace mucha ilusión presentar aquí y demostrar la riqueza que tienen los músicos de la tierra. Creo que la calidad tanto artística, como musical y cultural que tenemos aquí es del más alto nivel en España.

P: ¿De dónde parte y hasta dónde quieres que llegue la Orquesta Filarmónica de Cehegín?

El primer paso ha sido registrar la Orquesta Filarmónica de Cehegín en el registro de asociaciones de Murcia. Hace un par de años que comencé con este proyecto elaborando los estatutos, pero por circunstancias personales no lo he podido poner en marcha hasta ahora. Lo que quiero es, de forma privada, lanzar un proyecto de una orquesta sinfónica y filarmónica (no en cuanto al volumen de músicos sino en referencia al amor a la música). El sentido de esta orquesta es generar una autofinaciación a través de subscriptores, abonados, gente que patrocine… y generar a partir de ello una empresa de músicos. En resumen quiero que la orquesta sea un proyecto empresarial con músicos de calidad que puedan vivir de dar conciertos e incluso de desarrollar sus composiciones, una empresa capaz de gestionar concursos o de invitar a directores de todo el mundo. Quiero que sea un punto de referencia privado tanto en el panorama nacional como en el internacional. Sé que es un sueño muy elevado, pero para soñar poco, no sueño nada.

P: Se habla mucho de la dificultad a la hora de encontrar financiación en el mundo de la música y la cultura en general. ¿Crees que aún así es posible llevar un proyecto así adelante?

R: Creo que todo lo que uno quiera en esta vida es posible. Es una cuestión de estrategia, de conocimientos, de formación y de adaptarse a las necesidades reales que nos encontramos. Hoy día el ejemplo perfecto es la globalización a través de internet, entonces yo estoy estudiando un máster mánager de estrategias en marqueting digital especializado en artistas, sobre todo a través de las nuevas tecnologías. Yo me estoy formando para saber dónde meto a la orquesta en cuanto a nivel digital. Además, conforme vaya creciendo el proyecto, iré delegando funciones, porque el éxito también radica en saber delegar, en saber reunirte de personas que tengan más conocimiento y más experiencia que tú en ciertas áreas de tu negocio.

Otra de las estrategias es poner en valor la orquesta con el sobrenombre ‘de Cehegín’, para que este proyecto tenga un valor de pueblo, porque es un bien para todos y porque es un estandarte del pueblo.

P: ¿Crees que la orquesta saldrá fuera de Cehegín?

R: Es muy importante tener una marca de tu negocio. La orquesta, aunque sea ‘de Cehegín’, va a tener músicos de toda la región. Además de eso, si lanzamos nuestro proyecto a nivel digital, con un buen contenido para que la gente se interese, podemos llevar el proyecto fuera del pueblo. En la orquesta hay personas de todas las edades, desde niños que ya se empiecen a manejar con el instrumento a mayores profesionales en su ámbito y haremos proyectos de estos últimos para lanzarlos allá donde podamos y es una forma más de que los más pequeños generen una ilusión de aprender y de querer llegar donde están sus referentes más cercanos, que van a ser sus compañeros.

Queremos llegar allí donde nos abran las puertas.Si nuestro proyecto llega a mucha gente saldrá de Cehegín. Mi idea es que el pueblo sea conocido en todo el mundo y aunque no pido ayudas públicas creo que este proyecto puede ser un imán incluso para el turismo. Una de mis ideas es traer a personas conocidas para dirigir la orquesta, que atraerían a personas de las comunidades y localidades más cercanas solo para ver a esos directores.

P: ¿Qué le dirías a la gente para que se interesen por tus proyectos?

R: Yo creo que obras son amores y no buenas razones. En una sociedad donde hay tanta palabra, la cuestión es que la gente venga y escuche mi música. Solo le puedo decir a la gente que pruebe a comprar la entrada, que además está bien invertido porque todos los músicos del concierto van a cobrar, el técnico de sonido va a cobrar… Así que solo puedo pedir que la gente vaya a los conciertos, que se sienten en las butacas y experimenten la energía que movemos, que creo que es una energía muy enriquecedora y aparte que siempre tiene un transfondo social muy profundo

Compartir:

Juan José López Espín será el pregonero para las Fiestas de Cehegín 2019
Peligro, el lobo lleva el naranja

1 Comentario. Dejar nuevo

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Menú