Los daños incluyen destrucción de flora protegida, alteración de hábitats de interés comunitario y molestias a colonias de aves amenazadas. La Asociación había trasladado en diversas ocasiones y en los últimos años la situación de esa zona en el contexto de la Junta Rectora del Parque sin que se haya tomado medida alguna.

La Asociación lamenta que la única propuesta de la Comunidad Autónoma sea ejecutar una nueva infraestructura (la pasarela ornitológica) que aumentaría la presión sobre el lugar.

La Asociación de Naturalistas del Sureste (ANSE) ha remitido sendos escritos a la Comunidad Autónoma, al Ayuntamiento de San Javier y a la Demarcación de Costas denunciando los daños que viene sufriendo la Playa de los Esculls en las Encañizadas. Esta playa, que forma parte del dominio público marítimo-terrestre, se encuentra incluida en el Parque Regional de Salinas y Arenales de San Pedro del Pinatar y forma parte de la Red Natura 2000. Sobre la citada playa se vienen desarrollando diversas actuaciones que están alterando de forma significativa sus valores ambientales.

En primer lugar, la playa, incluyendo áreas privadas, es objeto de “laboreo” por parte de la maquinaria pesada del Ayuntamiento de San Javier, algo que no se encuentra previsto en el Plan de Ordenación de los Recursos Naturales del Parque Regional. Estas limpiezas de las playas han afectado a dos especies protegidas y amenazadas: la endémica Esparraguera del Mar Menor (Asparagus macrorrhizus) y el Senecio de las dunas (Senecio glaucus), la primera se encontraría “En Peligro Crítico” según los criterios de la UICN, mientras que la segunda se encontrarían “En Peligro”. Ambas se encuentran protegidas con las categorías de Interés Especial y Vulnerable según el Decreto 50/2003. Además, los arribazones retirados de las playas son vertidos sin control y sin autorización sobre los hábitats de interés comunitario del Parque produciendo un daño irreversible sobre los mismos.

El objeto de estas limpiezas es permitir la celebración de eventos (principalmente bodas) de un establecimiento colindante. En los actos se incluyen la colocación de instalaciones en el DPMT (y por tanto, en el interior del Parque Regional), así como música e incluso fuegos artificiales. Estas actividades no se encuentran previstas en el Plan de Ordenación de los Recursos Naturales del Parque. Además, se realizan a tan sólo 100 metros de una colonia de charrancitos (Sterna albifrons), un ave del Anexo I de la Directiva Hábitats y catalogada como “Vulnerable” del Ley 7/95.

La ausencia de protección de esta porción del Parque Regional ha sido advertida en diversas ocasiones por el representante de ANSE en la Junta Rectora sin que la Administración haya adoptado medida alguna. Por esta razón, ANSE ha pedido la inmediata actuación de la Demarcación de Costas y de la Comunidad Autónoma para revertir la situación y garantizar la protección de los objetivos de conservación. ANSE lamenta que la única propuesta realizada por la Comunidad Autónoma haya sido plantear una pasarela de madera incrementando la presión sobre el espacio.

Las denuncias de ANSE consiguieron hace pocos años la eliminación de la pesca ilegal mediante paranzas en esta zona de conservación prioritaria del Parque, que sigue recibiendo, no obstante, una gran presión en ambas orillas y acceso de embarcaciones para pesca deportiva.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.