Alitha Martinez: “Para estar en el mundo de los cómics necesitas ser capaz de dibujar cada día”

Entrevistamos a la dibujante americana Alitha Martinez a su paso por la ciudad de Murcia el pasado mes de Marzo, dentro del marco de los eventos del C-Fem en la Biblioteca Regional, a la que agradecemos permitirnos la entrevista, además de a la propia Alitha por su disposición.

Entrevista realizada por Christian Nieto Tavira y Samuel Martínez Callado.

20 años lleva la dibujante americana Alitha Martinez en el mundo del cómic, empezando siendo asistente del que fuera editor de Marvel Comics Joe Quesada, firmando como A. Martinez para mantener una neutralidad respecto a su sexo, actualmente es un nombre potente en la industria tras su flamante paso por las editoriales DC (Batgirl tomos 2 y 3, que llegaron a España de la mano de ECC Ediciones) y Marvel (tras pasar por las cabeceras de Pantera Negra y Iron Man, ambos en nuestro país gracias a la labor de Panini Comics).

Desde hace 20 años se encuentra en el mundo del cómic, ¿considera que ha cambiado mucho la situación de las ilustradoras de cómic superheróico en este tiempo (recordamos algunas como Sara Pichelli, Babs Tarr. Becky Cloonan, Amanda Conner,…)? ¿Cree que aún queda mucho por cambiar?

Ha cambiado mucho, y sí, aún queda mucho trabajo por hacer. Es como si acabáramos de empezar. Me preocupa que el interés pueda desaparecer y regresar a lo que era antes. Porque ya ha pasado. Cuando yo era pequeña, los cómics eran enormes; de repente, tenías a gente como Jim Lee, Todd McFarlane, y… ¿cómo se llamaba ese a quien todo el mundo odia ahora? Bueno, entonces había muchísima gente haciendo muchísimos cómics. Y después, de repente, vuelta atrás como 10 años; así que para cuando yo entré en los cómics, simplemente colapsó. Se volvió incluso más pequeño que antes. Así que si eso pudo pasar entonces, imagina si pasase ahora: Se llevaría toda esta diversidad, toda esta inclusión. Y me asusta que no haya suficientes mujeres, suficientes minorías; y digo minorías porque nosotras somos precisamente la mayoría, pero se nos trata como si no tuviésemos voz. Y temo que las únicas voces que les interesen sean las de los mismos que crearon el “comicbook”.

Suponemos que está al tanto de las adaptaciones de acción real que se han hecho de varios héroes en los que ha trabajado, como Pantera Negra o Iron Man, por ejemplo, ¿qué le parecen esas adaptaciones? (Advertencia: esta respuesta contiene SPOILER de Vengadores: Infinity War).

Bueno, ellos están en un estudio totalmente distinto al nuestro, así que a nosotros nos sorprende cuando escuchamos esas historias interpretadas en la gran pantalla. Cuando vi Infinity War pensé: “esa no es la historia de Thanos que yo leí para nada”. Era como, “¿acaba de ganar? ¿Ha matado a la mitad de la gente del universo?” Es impactante ver cómo esas historias son reinterpretadas y reimaginadas, y tener a un grupo enorme de personas que solo han visto las películas y nunca han leído los libros. ¿Es eso bueno? Tal vez sí, en esta era de la inclusión puedes ver personajes mejores y más fuertes, y que sea todo ya sabes, menos “falocéntrico”. Pero, de nuevo, para todos los que lo leímos se siente como si no fuesen fieles con el personaje que conocíamos, pero puede que sea para mejor.

¿Le gustaría ver alguna de sus historias en el cine?

Sí, me encantaría ver una historia mía en el cine algún día. En Marvel y DC es genial ver trabajos de los que has formado parte; sientes que has contribuido, pero está tan diluido que no creo que sea mío, me alegra pero no es mío. Al final llegarán a todas las historias, así que no hay ninguna en específico que quiera ver en la gran pantalla.

¿Ha visto en el mundo del cómic editoriales que hayan dado un “no” por el color de piel o por ser mujer?

Escuchamos esas historias, pero no va tanto sobre la piel, creo. Al menos en la industria del cómic he oído historias de empresas que tienen a una persona dibujando durante mucho tiempo y cuando se dan cuenta de que es una mujer, la despiden, porque no creen que las mujeres deban dibujar. Escuchamos mucho esas historias, pero no es una experiencia tan cercana; al fin y al cabo, si no me quieren contratar no lo harán y nunca sabré por qué. Pero el hecho de que eso siga ahí, porque entiendo a lo que te refieres, mejorará. Mejorará porque las empresas se están movilizando para eliminarlo, no quieren eso. Y no es sincero con nuestro mundo: imagina que ahora mismo salieses a la calle y no vieses a nadie que no fuese exactamente igual que tú. Ese ya no es nuestro mundo. Somos demasiado globales, demasiado inclusivos. Así que si alguien vuelve a esa realidad, ¿no sería un mundo falso? ¿No estarías viviendo en un lugar en el que ya no estás aprendiendo o en una sociedad de la que ya no formas parte? Creo que en los cómics no quieren que eso pase; pero no querer que algo pase y que no pase son dos cosas distintas. Si no te pones a dibujar cómics y a crear una atmósfera diversificada, inclusiva, si tus vecinos no proviniesen de distintos lugares, no habría diversidad. Seguiría siendo lo que era. Es fácil ser un depredador cuando todo el mundo a tu alrededor es como tú, pero no es tan fácil cuando a los que odias son tus vecinos y tienes que sonreírles. Porque al final te vas a cansar y el lobo tendrá que salir. Te vas a cansar de ver tantos corderos por todas partes, y será como: “bah, he terminado aquí”. Así que, sinceramente, cuando escucho esas historias terroríficas sobre gente que ha sido apartada o expulsada de su trabajo solo por su piel o por su género, me parece muy anticuado y triste. Y nadie quiere tener eso, no hay ninguna empresa que quiera decir: “nosotros le hacemos eso a la gente”. Porque saben lo que significa: La muerte. Porque, ¿quién lee los libros? Todos, ¿no? ¿No quieres ese dinero? ¿No vale lo suficiente el dinero de la gente negra? Si fuese yo, querría todo ese dinero. Así que si una empresa quiere sobrevivir, tiene que crecer y ser inclusiva. Así que no, no veo a nadie que diga “no, solo queremos ciertos libros”.

¿Conoce a los dibujantes españoles que están en Marvel (Daniel Acuña, Salva Espín, Carlos Pacheco,…)?

Sí, por supuesto. No los conozco personalmente, pero somos como una familia que nunca se conoce. Ahora estoy trabajando en un cómic en el que también trabaja Natacha Bustos, y primero le tocó a ella, ahora estaré yo por un tiempo y luego seguramente vuelva ella, porque siempre nos estamos moviendo. Porque eso es lo que generalmente hacemos, no nos quedamos en un área por demasiado tiempo; al menos yo no, yo tiendo a moverme de empresa en empresa. Carlos Pacheco, por ejemplo, sé que lleva toda la vida dibujando, más tiempo que yo: No lo conozco en persona, pero reconozco su trabajo, así que en cierto sentido nos conocemos pero no nos conocemos. Si nos cruzásemos no lo reconocería y estoy seguro de que él a mí tampoco.

¿En qué proyectos se encuentra inmersa?

Pues acabo de terminar de trabajar en Superb (de Lion Forge Comics), y estaba trabajando con un artista español que se encargaba de entintar el cómic. Y ha sido una experiencia increíble, porque tuvimos que dibujar muchísimo. Ahora trabajo en Moongirl, para Marvel, y hay otro que vendrá después pero no puedo decir nada al respecto.

¿Quiénes son sus dibujantes favoritos?

Esta es difícil porque no interesa imitar a nadie, y menos que te acusen de ello. Además, cuando pienso en ilustradores no me imagino su trabajo separado del todo, de la historia, así que me es más fácil pensar en el manga. Creo que Rumiko Takahashi es una de las mejores “storytellers” de la historia. Tal vez no disfrute el arte en sí tanto como otros, pero piensa en el mundo que construye; la habilidad de contar una historia en 10 páginas es increíble. Ese nivel de habilidad es el que quieres alcanzar, conectar personajes con emociones profundas. Cuando hace bien su trabajo, es perfecto.

¿Qué consejo daría a quien quiera dibujar cómic?

Como siempre digo, tienes que dibujar cada día e intentar terminar en un tiempo límite. Porque para estar en el mundo de los cómics, un mundo tan pequeño aunque parezca que hay mucho, necesitas ser capaz de dibujar cada día, tener mucho aguante: no importa cómo te sientas, debes trabajar. Tienes que ser realista. No hagas nada más, no salgas, hasta que hayas hecho tu trabajo. Así es para mí y así debe ser para ti.

Hablaremos también ahora de uno de sus títulos publicados en nuestro país, que se trata de “El Invencible Iron Man: Control Remoto”, guionizado por Joe Quesada y Frank Tieri y con Alitha Martinez y Paul Ryan a los lápices.

Una gran historia creada por un tándem de altura: Tieri y Quesada, que se dedican a explorar ciertos aspectos en la vida de Tony Stark, en este tomo siendo muy feliz con su novia Rumiko, hasta que todo empiece a tambalearse y deba volver a su traje. Es una historia que, pese a no innovar, es eficiente, los guionistas hacen lo posible por lograr un relato divertido y donde Tony Stark es el genio socarrón de siempre. Alitha Martinez (en unos números) y Paul Ryan (en los restantes) cumplen de forma sobrada y ambos logran un dibujo inspirado y superior a la media. Además el hecho de estar publicado en España por Panini Comics lo convierte en una genial puerta de entrada para conocer aun más a Alitha Martinez. Aquí pueden hacerse con el tomo.

Compartir:

Cartel del concierto
El coro Ciudad de Cehegín dará este domingo un concierto en el Camelot.
Manuel Cruz apuesta por impulsar al Senado como “brújula y reflexión” y convertir la Cámara Alta en “la conciencia estratégica de nuestro sistema político”

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Menú